Las causas del naufragio del PP

Si alguno tenía dudas sobre la conveniencia de la moción de censura, Rafael Hernando las despejó todas en su intervención. Unas palabras que fueron un auténtico compendio de los errores que han hecho al PP perder el Gobierno y que se resumen en un enroncamiento en  sus convicciones que, desde hace algún tiempo, no son las del país. Si el PP algún día logró convencer a muchos de que sus intereses de partido eran coincidentes con los de la sociedad, la sentencia de Gürtel ha quebrado esta asociación.

Habrá tiempo para analizar con pausa las oportunidades que ofrece la nueva coyuntura, pero para ello es importante identificar con claridad cuáles han sido las circunstancias que han llevado a Rajoy a peder el Gobierno.

1. La mentira. Es probablemente uno de los pecados que más cuesta perdonar en política particularmente en un país en el que la moral y la ética juegan un papel fundamental en la formación de la opinión pública. En España no basta con ser honesto, sino que además hay que parecerlo y en caso del PP no concurrían ninguna de las dos. Han sido condenados por lucrarse a través de una trama corrupta y pretender negar la mayor en un momento en el que ya se ha dictado sentencia, en el que hay dirigentes del PP que han ingresado en prisión e incluso algunos han reconocido los hechos, es sencillamente insostenible.

También es insostenible que un Presidente pretenda hacernos creer a última hora, después de haberles defendido a capa y espada, que Gürtel era un problema focalizado en los ayuntamientos de Pozuelo y Majadahonda. Quienes conocemos de cerca cómo operan las redes clientelares del PP en los ayuntamientos sabemos que, por despreciables que resulten, no son más que el último eslabón de una cadena bien engrasada que se inicia en las más altas instancias del partido.

Más allá de cualquier otra consideración la mentira, para funcionar, no puede dejar cabos sueltos. Es difícil no parecer un farsante cuando anuncias que un gobierno alternativo al PP generaría poco menos que un apocalipsis económico si poco después se comprueba precisamente lo contrario. La prima de riesgo ha bajado hoy a los 107 puntos y el IBEX ha subido un 1,5%.

2. La arrogancia. La premura en la convocatoria del debate de la moción de censura impuesta por la Presidenta Ana Pastor, parte de una cierta convicción de que el PP tenía más afianzados los acuerdos que el resto. Al final al PP le ha faltado tiempo para ofrecer alternativas creíbles a sus socios incluso a pesar de la fidelidad mesiánica mostrada por C´s.  Le faltó humildad al Gobierno durante su mandato y le ha faltado en su reacción a la moción de censura. Para ejemplo las declaraciones de Floriano pocos minutos antes de la votación en las que afirmaba sin ruborizarse que el PP no tenía ninguna responsabilidad que asumir y que la moción de censura, a pesar de ser un instrumento constitucional, violentaba la democracia.

3. El sectarismo. Un mal representado a la perfección en la política territorial del Gobierno y en la defensa encendida de una identidad nacional que comienza y termina en la concepción de España que tiene PP. Una actitud tan excluyente en cuestiones tan transversales daña la estabilidad y la convivencia, pero también rompe la posibilidad de dialogar con otros. En un contexto pluripartidista, sin mayorías absolutas, esta estrategia te condena a la soledad y por tanto a la derrota.

Se abre una etapa muy interesante que atisba oportunidades para el cambio político. Indudablemente el camino estará repleto de dificultades a todos los niveles, más allá incluso de la correlación de fuerzas en el Parlamento. En realidad siempre intuimos que no sería un camino de rosas y quizás en los próximos meses podamos dar fe de ello. En todo caso estamos donde debemos. Sí se puede.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Las causas del naufragio del PP

  • Dice Fernando García de Cortázar en la entrevista para 20 Minutos (30-mayo-2018-p.6): “el franquismo hoy sigue vigente. Por acabar con un patriotismo franquista nos han dejado sin nación. Es clave esta frase, hay detrás una patria mal interpretada, excluyente (la del PP, herederos del franquismo). Nos han querido meter en esa patria a todos, y no todos hemos olvidado lo que dijo Manuel Azaña a su secretario, que la registró, en 1939, cuando salía por los Pirineos hacia Francia y era (cito de memoria): esta tragedia que ha caído sobre España durará cien años. Pues bien, esa afirmación se está cumpliendo, aún tenemos el Arco de la Victoria (para la Comunidad de Madrid, no para el Ayuntamiento). Ya está bien con la victoria, y faltan muchas cosas mas. El concepto de estado es todavía del viejo régimen, si tuviéramos la división territorial de Alemania (Estado federado) y no la de España (Estado mal descentralizado) tendría cabida Cataluña (que a lo mejor quiere tener allí el Tribunal Constitucional, porque ya se lo merece). Pero el PP ha estado apretándonos con su concepto dominante del Estado, porque no se ha creído la Transición, y no se la ha creído porque fue un paripé, un fraude, un apaño, con su bonita ley de Amnistía para ellos, no para los que habían sufrido la dictadura. Y ahora, tras cuarenta años de paz, las viejas estructuras se tienen que diluir; lo que el PSOE no se atrevió a hacer tiene que hacerlo ahora, no se puede seguir así, faltan solo 20 años para que las palabras proféticas de Manuel Azaña se cumplan. Ahora hay fuerzas sociales para renovar España en paz. Y hay que hacer en el Valle de los Caidos un centro para la interpretación de la memoria, la verdadera, la de los esclavos que lo construyeron, y al dictador con su familia, como todo el mundo, que bastante daño nos ha hecho con sus ejércitos, no necesitábamos para nada aquella guerra. faltaban dos años para las elecciones cuando empezó. También ahora faltan dos años para las elecciones, la diferencia es que ahora ya no tenemos el Ejército de África que nos impedirá llegar a ellas. Ahora hay fuerza sociales para hacer un gran cambio en paz en España, espero que ahora, por fin, se consiga lo que en otro tiempo se frustró. Adelante, hagamos un grande y democrático cambio en España. Si lo hacemos no se irán los catalanes, tendrán cabida. No más reduccionismos . Esperemos estar a tiempo todavía.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s