La culpa será de Podemos

Ahí estaba yo, cerrando el tupperware con la salsa de tomate que con tanto esmero había cocinado para la comida del día siguiente – está feo que lo diga, pero me sale muy rica-. El móvil sonó – mensaje nuevo-: “La Alcaldesa va a hablar de ti en 13TV”. El tiempo se paró. ¡Y yo con estos pelos! – pensé-. Carlos, mi compi de piso, me ayudó a buscar el canal durante unos minutos -aunque a alguno le pueda parecer raro somos más de Wyoming que de El Cascabel- . Cuando ya casi nos íbamos a dar por vencidos, de repente nuestro pequeño salón se vio iluminado por ese manto papal que lucía su Excelentisima Señora.  Allí estaba ella, radiante, en la mesa presidencial de la santa cadena, codo con codo con Antonio Jiménez y rodeada por una horda de destacados periodistas que adelantarían por la derecha al mismísimo Ramiro Ledesma.

“Estamos con la Alcaldesa Susana López Quislant”. ¡Zasca! La primera en la boca. Cara de poker de la Excelentísima, mirada al suelo de su asesor desde el backstage y una gracieta rápida para obviar que ni siquiera en 13TV conocen su apellido. ¡Pérez! ¡Pérez! Como el ratoncito     -gritaba en silencio su Excelentísima mientras forzaba esa sonrisa que tanto ha practicado este verano-. Pero vayamos al grano. Su Excelentísima se jactaba de la altísima renta per cápita de Pozuelo: una villa high class, ejemplo de convivencia, sólo amenazada por un malvado joven (¡de veintiséis años!) primo hermano del hombre del saco que con dieciocho se apuntó a la lista de solicitantes de vivienda pública. Ese malhechor, que tiene la osadía de ir a los plenos sin corbata, tiene a su Excelentísima literalmente hasta el moño y de ello dio buena cuenta en los cinco minutos de los que dispuso para fusilar a un servidor. Pero como dice Juan Carlos Monedero, una vez más me fusilaron mal. ¡Y no será porque no lo están intentando!

Su Excelentisma navegaba a favor de la corriente y eso siempre viene bien cuando eres el paradigma de la inseguridad y de la ausencia de recursos comunicativos. Lo raro sería verla en una entrevista en la que le cuestionaran algo. Pero incluso así, su Excelentísima volvió a hacer que el pan subiera, tal y como nos tiene acostumbrados cada vez que se presta a salir en los medios. El culmen de esa intervención que con tanto esmero había trabajado con su nuevo asesor, pagado con el dinero de todos los pozueleros, fue cuando me acusó, nada más y nada menos, de ser vecino antes que concejal. Sin ningún sentido del ridículo su Execelentísima afrirmaba ser Alcaldesa antes que vecina y en este punto no puedo sino decir: ¡nos ha jodido! Claro que  es Alcaldesa antes que vecina, porque su señoría no ha sido vecina hasta que la renuncia de Paloma Adrados la llevó inevitablemente al trono. No quiero hurgar en la herida, pero usted ni siquiera tuvo el valor de presentarse a unas elecciones como candidata a la Alcaldía. Por tanto, es comprensible que no entienda lo que significa ser concejal en el pueblo en el que uno ha crecido. Sinceramente nos unen a Pozuelo cosas muy diferentes.

La participación de su Excelentísima en el programa no dio mucho de sí porque hay poco jugo que exprimir. Ella lo está intentando, y es loable su esfuerzo, pero la realidad es tozuda. En 2019 no será la candidata del PP en Pozuelo porque no tiene ni un sólo apoyo en el municipio e incluso muy pocos en su Equipo de Gobierno. Intentará recolocarse, como profesional del sector que es, en algún lugar que le permita mantener alguna pincelada del status que da ser Alcaldesa de un municipio como Pozuelo. Pero ni con esas creo que lo consiga.

Recuerdo un informe de la Iglesia que describía 13 TV como una cadena “culturalmente pobre”, afín al PP y para “la tercera edad”. Nunca en mi vida he estado tan de acuerdo con el credo. La cadena de la Iglesia se ahora 2,5 millones de euros al año gracias al exministro Soria (el de los papeles de Panamá) que les concedió licencia para la TDT a pesar de contar tan sólo con un 2% de audiencia y una deuda de más de 40 millones de euros. Esta es la principal plataforma que utiliza su Excelentísima para intentar pintar algo en el PP de Madrid y los vecinos tienen derecho a saberlo. Cojan palomitas y disfruten del espectáculo porque el PP de Pozuelo, con Susana Pérez Quislant a la cabeza, navega sin rumbo y terminará perdiendo el gobierno. Ojalá para entonces vuelvan a invitarla a 13 TV y así tenga la oportunidad de relatar con todo lujo de detalles que la culpa fue de  Podemos. Nada me haría más feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s