Eduardo Oria defiende el chiringuito de los de siempre

Tras el artículo que me dirigió Eduardo Oria, concejal de Medio Ambiente e Innovación, en el que me acusaba de ser poco menos que un demonio con rabo y cuernos, le contesto en 400 palabras. Si la censura no opera el artículo será publicado en el número de septiembre de la revista municipal Vive Pozuelo.

Mensaje captado. Llevamos algunas semanas denunciando los indicios de corrupción en el gobierno del PP tras la publicación de diversas informaciones que vinculan al ex concejal popular Pablo Rivas con una red empresarial que habría contratado de forma fraudulenta con el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón. Desde el primer día que comenzamos a investigar al respecto, sumándonos a la iniciativa del PSOE, no hemos dejado de recibir mensajes que nos dicen con claridad “por ese camino vais mal”. Parece que el PP teme el desenlace que pueda tener este tema y esta dispuesto a hacer cualquier cosa para esquivar el coste político que pudiera acarrearles un nuevo escándalo de corrupción.

El Sr. Oria, heredero de las competencias del ex concejal Pablo Rivas, se ha puesto manos a la obra para intentar desacreditar a quienes estamos siguiendo el tema. Sus encendidas palabras en el pasado número del Vive Pozuelo muestran la debilidad de un gobierno que tiene los pies de barro y que empieza a tener una obsesión preocupante con mi persona. Quizás signifique que estamos haciendo las cosas bien.

El Sr. Oria es perfectamente consciente que a lo largo de este año hemos sufrido varios ataques de grupos de ultraderecha contra nuestro local e incluso contra mi mismo. El PP de forma deliberada pretende confundir víctimas con verdugos y eso en democracia es muy peligroso. Y lo es si tenemos en cuenta los precedentes municipales. No es la primera vez que un concejal sufre una agresión y tristemente tampoco es la primera que el PP mira para otro lado.

Las lecciones ddescarga (2)e ética por parte del Sr. Oria inquietan hasta en sus propias filas. Un concejal de esos que han hecho de la política una profesión, para el que no representa ningún problema ser vecino de Villalba mientras es concejal de Pozuelo. Un concejal que ha mirado para otro lado mientras las empresas de Florentino Pérez se llevan cientos de miles de euros de los bolsillos de los vecinos de Pozuelo a través del incumplimiento de los contratos de jardinería. ¿Piensa de verdad que va a conseguir silenciarnos con su política de intimidación? Es evidente que no nos conoce.

Si por ejercer mi labor de control al gobierno voy a ser objeto de presiones y amenazas tendré que aprender a vivir con ellas. Lo que está claro es que no vamos a ceder ante los chantajes de quienes hace tiempo que dieron la espalda a los vecinos de Pozuelo. Tome nota Sr. Oria.

Pablo G. Perpinyà

Portavoz del GM Somos Pozuelo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s